MIEDO

“perturbación angustiosa del ánimo por un riesgo o daño real o imaginario”

“el miedo es también un arma de dominación política y de control social”

La sociedad colabora con el miedo, al magnificar la información alarmista de los medios de comunicación.Orson Welles desató un ataque de pánico colectivo en 1938 con su programa de radio La guerra de los mundos—la obra de H.G Wells narra la invasión de la Tierra por los marcianos a finales del siglo XIX. Algunos autores, como Isaac Asimov, ven en el libro un significado simbólico en referencia al colonialismo de finales del siglo XIX y principios del XX. Según esta interpretación, el autor pretende que el inglés de la época sufra en sus carnes lo que ha estado haciendo durante gran parte de su propia historia: conquistar territorios para aprovecharse de su gente y de sus recursos. Esta interpretación parece apoyarse en este párrafo del primer capítulo de la obra: “Y antes de que les juzguemos [a los marcianos] demasiado severamente, debemos recordar la despiadada y completa destrucción que nuestra propia especie ha traído, no sólo sobre los animales, tales como el extinto bisonte americano y el dodo, sino sobre sus propias razas inferiores.”

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

Risikogesellschaft (sociedad del riesgo) en la medida en que es ahora el momento en que por primera vez la especie humana se enfrenta a la posibilidad de su propia destrucción y extinción.

El miedo a la enfermedad, a la pobreza, a la guerra y a la muerte están presentes en la iconografía apocalíptica tradicional. Los cuatro jinetes, grabado de Durero.

null

El paso del tiempo produce miedo.

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

Saturno devorando a su hijo, una de las pinturas negras del Museo del Prado, en Madrid. Imagen inspirada en la mitología clásica, Saturno, Cronos, el dios hijo de Gea y Urano. Que es advertido por sus padres de una peligrosa profecía. Uno de sus hijos le arrebatará el poder. Por ello, para evitar el vaticinio, que finalmente se cumplirá, Cronos devora a sus hijos. En la negra pintura goyesca un Saturno de ojos desorbitados, devora uno de los brazos de su último hijo luego de haber engullido su cabeza.

About El Kriste de la Persigna

ORI® Co.
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s